PARÁLISIS DEL NERVIO PERONEO COMÚN

Anatomía del nervio peroneo común

El nervio peroneo común sale del nervio ciático en el muslo. Luego se desplaza alrededor del cuello del peroné y se bifurca en:

 

Nervio peroneo profundo

Inerva el compartimento anterior de la pierna, dorsiflexiona el tobillo y se extiende los dedos. Proporciona sensación al primer espacio interdigital dorsal.

 

Nervio peroneo superficial

Inerva el compartimento lateral (peroneo) de la pierna, evierte el pie y tobillo, colabora con la flexión plantar. Proporciona sensación al tercio distal anterolateral de la pierna y a la mayoría del dorso del pie (excepto el primer espacio interdigital).

 

La parálisis del nervio peroneo común puede deberse a:

Causas traumáticas

Dislocación de rodilla

Impacto directo o corte en el cuello del peroné.

Tras cirugía a la rodilla

Causas atraumaticas

Neuropatía por atrapamiento

Ganglio intraneural

Tumor del nervio periférico

Enfermedades sistémicas (diabetes mellitus, afecciones inflamatorias, enfermedad de las neuronas motoras)

La caída del pie

La caída del pie puede ocurrir si hay una disfunción del suministro de nervios que controla la dorsiflexión del tobillo. Los sitios comunes de afectación son la columna vertebral (raíces nerviosas lumbares) o la rodilla (nervio peroneo común). Específicamente, cuando el nervio peroneo está involucrado, es la rama profunda la responsable de la pérdida de acción.

Consecuencias de la caída del pie

El pie afectado se engancha en el suelo al caminar.

La pierna afectada se levanta para despegar del piso

Balanceo de la pierna afectada para despegar del piso.

 

Mensaje clave

La parálisis del nervio peroneo común es solo una de las muchas causas posibles de la caída del pie.

Presentación

La caída del pie a menudo es la característica más llamativa

Se puede presentar debilidad en la eversión del pie si el componente peroneo superficial está involucrado.

El patrón de pérdida sensorial sugeriría que estén involucrados nervios peroneos superficiales o profundos o que ambos estén involucrados

El signo de Tinel es un signo clínico confiable para localizar el área de irritación o atrapamiento de los nervios: tocar el nervio (particularmente alrededor del cuello del peroné) a lo largo del nervio, causando dolor punzante y hormigueo en el pie.

Exámenes de estudio

La neurofisiología se utiliza para confirmar el diagnóstico.

Radiografías de la rodilla.

Resonancia magnética para buscar lesiones que comprimen el nervio.

Tratamiento

No quirúrgico

 

Ortesis de tobillo-pie

Fisioterapia

Quirúrgico

En situaciones atraumáticas, si hay una fuerte indicación de una lesión nerviosa focal (mancha positiva de Tinel que no avanza con el tiempo), se recomienda la exploración y la neurólisis.

En una lesión abierta, el nervio necesita ser explorado y reparado si es necesario.

En lesiones cerradas, se requiere un juicio con respecto a la gravedad potencial de la lesión nerviosa para decidir el período de observación (a la espera de una recuperación espontánea). En caso de duda, se recomienda la exploración.

Después de las dislocaciones de la rodilla, un segmento largo del nervio puede haberse estirado / lesionado. Los resultados informados de neurólisis o injerto de nervios han sido malos. Esto probablemente esté relacionado con la longitud del injerto de nervio y el nivel de energía involucrado en la lesión inicial. Otras opciones reconstructivas incluyen la transferencia de tendones o la transferencia de nervios.