LESION DEL PLEXO BRAQUIAL

La lesión del plexo braquial (BPI, de sus siglas en inglés) es una lesión devastadora que podría resultar en una pérdida permanente de la función y dolor crónico en la extremidad superior. El accidente de motocicleta es la causa principal de esta lesión en adultos, que suele ocurrir en varones jóvenes. A efectos prácticos, las lesiones pueden dividirse en:

BPI supraclavicular

Hay dos presentaciones clínicas básicas:

Parálisis parcial de las raíces superiores (C5C6 o C5C6C7)

Parálisis total (C5-T1)

BPI infraclavicular

Estas lesiones suelen ocurrir como consecuencia de un traumatismo en el hombro.

Narakas, un pionero en la cirugía del plexo braquial, describió las Reglas de los Siete 70:

El 70% de las lesiones del plexo braquial se deben a accidentes de tráfico.

El 70% de estas tiene a las motos como involucradas.

El 70% tiene múltiples lesiones.

El 70% son lesiones supraclaviculares.

El 70% de estos tienen al menos 1 avulsión de raíz.

El 70% de las avulsiones radiculares afectan al plexo inferior.

El 70% de las avulsiones radiculares dejarán al paciente con dolor crónico.

Mecanismos de las lesiones

 

-Accidente de tránsito

-Trauma de nacimiento (los factores de riesgo incluyen distonía del hombro, bebés grandes, obesidad materna, diabetes, desproporción cefalopélvica y parto con fórceps)

-Traumatismo de la cintura escapular (dislocación, fracturas del húmero proximal, lesión por hiperextensión)

-Lesiones por disparos.

-Iatrogénico (por ejemplo, fractura de clavícula)

Exámen clínico y de estudio

 

Las modalidades de imagen, incluidas las radiografías simples, la mielografía por TC (invasiva) o la RMN (no invasiva) se utilizan para proporcionar información complementaria para ayudar a la toma de decisiones.

 

La neurofisiología (electroneuromiografía) es otro complemento importante del proceso general de diagnóstico (y pronóstico). En general, se realiza al menos 3 semanas después de la lesión, ya que los estudios anteriores pueden ser engañosos.

Tratamiento

El tratamiento de BPI involucra la toma de decisiones complejas que solo se pueden tomar después de una evaluación cuidadosa y completa por parte de su cirujano. Sin embargo, hay tres consideraciones clave:

1. ¿Quién requiere cirugía?

 

Aquellos que no tienen esperanza de recuperación espontánea, como las avulsiones de la raíz.

Aquellos en los que no hay evidencia clínica y / o neurofisiológica de mejoría después de los exámenes seriados luego de los 4-6 meses de su accidente.

2. ¿Cuándo se debe proceder a la cirugía?

 

Después de la avulsión / ruptura nerviosa, además de la degeneración del órgano terminal (placa terminal motora), también existe la muerte neuronal central por apoptosis ("Una carrera contra el tiempo").

Por lo tanto, la exploración temprana se favorece con fines de diagnóstico y pronóstico.

3. ¿Cuáles son las prioridades quirúrgicas (esto debe ser individualizado)?

 

Restaura la flexión del codo.

Restaurar abducción de hombro (estabilidad)

Restaurar la función de la mano

Cirugía

En las reconstrucciones tempranas, se favorece la cirugía primaria de nervios (neurólisis, injerto de nervio y transferencia de nervios). En presentaciones retrasadas (> 1 año) o cuando es probable que el resultado de la cirugía de nervios sea deficiente, las opciones reconstructivas incluyen fusión o artrodesis, transferencias de tendones y transferencia muscular libre funcional (transplante de músculo grácil)

Rehabilitación

Después de la cirugía del plexo braquial, los pacientes necesitarán una rehabilitación prolongada por un fisioterapeuta especializado y un terapeuta ocupacional. El control del dolor puede ser desafiante y, a menudo, requiere la intervención de un especialista en dolor.